La importancia una piel sana y equilibrada

La importancia una piel sana y equilibrada

¿Conoces cuál es la importancia de tener una piel sana y equilibrada? Te sorprenderá saber que más allá de poder ser un deseo puramente estético, lo cierto es que la piel cumple un papel valioso en nuestra salud. 

Una piel que no está equilibrada es más vulnerable y débil frente a cualquier agresión externa con múltiples consecuencias, tanto en la propia dermis, como en otros órganos de tu cuerpo.

Si desconoces la importancia de tener una piel sana y equilibrada, no te preocupes porque has llegado al lugar adecuado. En este artículo, te lo contaré con detalle y te expondré mi caso personal y cómo Compositum me ayudó en mi proceso.

Una piel sana y equilibrada es el mejor escudo contra el mundo

Teniendo en cuenta que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, no cabe duda de que tiene un papel protagonista en nuestra salud: en todos sus niveles. 

¿Sabías que una piel sana y equilibrada es el mejor escudo contra el mundo? No solo se verá más bonita, sino que será más resistente ante agentes externos que intenten alterarla. Desde bacterias y hongos, como los que te puede producir el uso de la mascarilla hasta los rayos ultravioleta o la contaminación. 

Para conseguir una piel bien hidratada y cohesionada es necesario seguir una rutina diaria de cuidado facial acorde a las necesidades de nuestra piel. Una vez consigamos reestructurarla, la constancia será la clave para evitar que pueda volver a alterarse.

La clave para la eterna juventud

A falta de un mágico elixir para la eterna juventud, varios estudios recientes demuestran que para mantener la apariencia juvenil de nuestra piel y evitar los primeros signos del envejecimiento, lo fundamental es seguir una rutina proaging.

Para ello deberemos trabajar en cada uno de los tejidos que componen la piel y aportarles todos los recursos necesarios para que sigan funcionando con normalidad. Especialmente, cuando tus niveles de colágeno, elastina y ácido hialurónico comienzan a disminuir.

Cabe destacar que no se trata de compensar esa pérdida, sino que sea tu propia piel la que vuelva a trabajar por sí sola con normalidad. 

>> Te puede interesar: Proaging o cómo potenciar tu belleza natural a los 20, 30, 40,…

Tu piel se regenera cada 4 y 8 semanas 

Si alguna vez un brote de acné te ha dejado marcas, quizás te hayas dado cuenta de como al cabo de las 4 semanas han desaparecido o se han disipado. Esto se debe al proceso de regeneración natural de la piel.

Cada 4 y 8 semanas las células de la epidermis requieren de una renovación. No obstante, esta continua regeneración al final trae consigo que la piel se debilite: la epidermis sufre un adelgazamiento y pierde su capacidad regenerativa.

Si nuestra piel está sana y equilibrada estos procesos se alargan más en el tiempo.

>> Quizás quieras descubrir: ¿Por qué tengo arrugas si aún soy joven?

El deterioro y desequilibrio en epidermis es el causante de múltiples patologías cutáneas

¿Sufres de acné, rosácea, deshidratación, manchas o arrugas? Entonces, lo que realmente le sucede a tu piel es que está descohesionada. No existe un equilibrio, por ende, se encuentra debilitada y alterada. 

Hoy sabemos que detrás de todas estas patologías cutáneas, se esconde una epidermis que sufre. ¿Comprendes por qué es tan importante tener una piel sana y equilibrada? 

Evitarás que se desarrollen cualquiera de estos inestesismos y sus repercusiones físicas, psicológicas y económicas.

Cómo Compositum me ayudó a tener una piel sana y equilibrada

¿Sabías que yo también sentía mi piel triste, apagada, seca y con alteraciones que no cesaban? Hasta que la línea de cosméticos de Compositum y la metodología CPS llegaron a mi vida. Me di cuenta de cuáles eran mis necesidades, de la importancia de mimar mi piel y cómo con una rutina adecuada todo tenía solución.

Hoy puedo afirmar que, gracias a Compositum, tengo una piel sana y equilibrada y he podido ayudar a otras personas a que también lo consigan. ¿Cómo? Con asesoramiento continuado y una rutina de cuidado facial personalizada.

Esta es la experiencia de Ana Belén cuando empezó a llevar a cabo el tratamiento de Compositum

“Eva me ayudó a encaminar mi piel. Ahora la siento más limpia y sana… maravillosa. Me encanta la energía positiva que transmite, lo recomiendo a todo el mundo: Total garantía”.

Juntas conseguimos recuperar el estado natural de su piel. 

Si tú también quieres tener una piel sana y equilibrada, solicita una consultoría gratuita online conmigo en Aevum Natura. 

Te animo a hacerlo para así poder conocer detalladamente tu caso en particular y resolver todas tus dudas sin compromiso. 

Un abrazo, 

Eva 

 

Estrías: por qué aparecen y cómo prevenirlas

Estrías: por qué aparecen y cómo prevenirlas

¿Te preocupan las estrías? ¿No sabes por qué han aparecido?

Las estrías es uno de los problemas en la piel más comunes en las mujeres, pero de la que tampoco quedan exentos los hombres. Los motivos por los que surgen estas molestas cicatrices en la piel son muy variados, igual que los tratamientos para evitar que se produzcan.

Más allá de ser una cuestión física, lo cierto es que sus consecuencias también tienen repercusiones a nivel emocional. A mi consulta en Aevum Natura han acudido personas con muchas inseguridades y complejos causados por las estrías.

Ahora que se acerca el verano, he querido realizar este artículo para hablarte en profundidad sobre las estrías y ayudarte a prevenirlas y eliminarlas o atenuarlas en la medida de lo posible con un tratamiento específico para ellas.

¿Qué son las estrías?

El proceso por el que se desencadenan las estrías es un tanto complejo, pero si sabemos detectar a tiempo cada una de sus fases es posible que consigamos revertir sus efectos. 

En líneas generales, las estrías son marcas en la piel que aparecen en diferentes partes del cuerpo con una forma irregular y delgada. Las zonas más frecuentes son: los glúteos, pechos, piernas, brazos y barriga. 

Asimismo, existen dos tipos diferentes, que son fácilmente reconocibles, ya que se distinguen por el color que adquieren: unas son rojas y otras blancas. Primer aspecto que debes tener en cuenta antes de buscar un tratamiento para las estrías.

9 de cada 10 mujeres tiene estrías en alguna parte del cuerpo

A pesar de que las redes sociales, la televisión y las revistas de moda tienden a mostrar una imagen de cuerpos perfectos, la realidad no es tal y como nos la muestran.

¿Sabías que las estrías afectan a casi el 90% de las mujeres? Es decir, lo más normal es tener alguna vez en nuestra vida en alguna parte del cuerpo una o varias estrías.

Como veremos más adelante, hay casos en los que aparecen por cuestiones genéticas u hormonales que se escapan de nuestro control. 

¿Por qué aparecen estas cicatrices en la piel?

Partiendo de que es un problema común en 9 de cada diez mujeres, a continuación me gustaría explicarte en detalle por qué aparecen estas cicatrices en la piel.

Si bien es cierto que existen una serie de factores de riesgo específicos que las propician, no todas las personas se ven afectados por los mismos. Cada piel es distinta y cada cuerpo es único.

Cuando se produce un estiramiento brusco en la piel, los fibroblastos presentes en la dermis alteran su actividad y producen menos colágeno afectando también a las fibras de elastina. 

Cuando esto sucede, se produce un desgarro en el tejido conectivo que da lugar a los diferentes tipos de estrías. Dependiendo de la fase en la que se encuentren: si son rojas significa que todavía el tejido está trabajando para cicatrizarse, mientras que si son blancas quiere decir que ya se ha producido una cicatrización incorrecta e irreversible.

¿Y cuáles son esos cambios agresivos que pueden generarnos estrías? Por ejemplo, durante la pubertad o la adolescencia son muy frecuentes por los cambios hormonales y de crecimiento. Asimismo, debido a una subida o bajada de peso brusca, desarrollo de la musculatura, dietas exprés o un embarazo.  

No es posible eliminarlas, pero sí prevenirlas 

El primer paso para prevenir las estrías blancas es no esperar a que aparezcan para actuar. Sabiendo que existen unas altas probabilidades de que aparezcan, lo más recomendable es cuidar cada uno de los aspectos que pueden desencadenarlas.

Existen una serie de factores fundamentales que debes cuidar:

  • Tener una alimentación adecuada y consumir alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes.
  • Beber mucha agua (recuerda hidratar tu piel desde dentro)
  • Dormir un mínimo de 7 u 8 horas diarias para facilitar la regeneración celular de tu piel.
  • Hacer ejercicio con intensidad de forma regular.
  • Aplicar productos específicos para prevenir la aparición de estrías en tu rutina de cuidado corporal.

Pequeños gestos que pueden tener grandes repercusiones en la aparición de las estrías.

Tu tratamiento para las estrías con Compositum

¿Quieres prevenir la aparición de estrías en tu piel? Entonces tienes que asumir el compromiso y la responsabilidad de que serás constante en tu rutina de cuidado corporal. Este es un requisito que siempre recalco a los clientes que acuden a mi consulta en Aevum Natura por estrías.

Con el Tratamiento de Estrías de Compositum debes ser constante para conseguir la cicatrización correcta del desgarro en el tejido Dérmico. Asimismo, para unos mejores resultados, te recomiendo incidir con el Dermaroller sobre la piel con suaves movimientos circulares, siempre es recomendable una cita previa conmigo gratuita para indicaros la forma de aplicación, los resultados son muy muy buenos.

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y también uno de los más complejos. No obstante, si me dejas ayudarte puedes conseguir una piel sana, bonita y sin imperfecciones. 

Si tú también tienes estrías o te gustaría prevenirlas, solicita una consultoría gratuita online conmigo en Aevum Natura. 

Te animo a hacerlo para así poder conocer detalladamente tu caso en particular y resolver todas tus dudas sin compromiso. 

Un abrazo, 

Eva 

Proaging o cómo potenciar tu belleza natural a los 20, 30, 40…

Proaging o cómo potenciar tu belleza natural a los 20, 30, 40…

¿Te has preguntado alguna vez cómo potenciar tu belleza natural independientemente de tu edad? El movimiento proaging tiene las claves que te ayudarán a retrasar el envejecimiento prematuro de tu piel.

Al igual que en la última década los cánones de belleza han cambiado, la forma de cuidar nuestro cuerpo y la piel también se ha visto modificada. Hoy sabemos mucho más que hace 20 años sobre el funcionamiento de la piel.

Por eso, en este artículo me gustaría compartir contigo todo lo que sé sobre cómo potenciar tu belleza natural con el método proaging. Juntas conseguiremos la piel que siempre has deseado tener.

¿Qué es un producto proaging?

El proaging es una tendencia actual que tiene como principal objetivo conseguir una piel sana y bonita sin importar qué edad tengamos. Para ello, debemos protegerla de factores externos muy dañinos tales como el sol, los cambos bruscos de temperatura, el calor, la contaminación u otros como la deshidratación.

Llevar una rutina de cuidado facial adecuada a tu piel puede ayudarte no solo a frenar el envejecimiento prematuro, sino a retrasar o mitigar los primeros signos. Es por este motivo que, no debes esperar a que aparezcan manchas, arrugas o flacidez en tu piel para actuar. 

Con el tratamiento adecuado puedes incidir un 80% en el envejecimiento de tu piel. Mantén el equilibrio y la belleza en tu piel con un cuidado de la mañana a la noche.

Por mi propia experiencia, te recomiendo dedicar un tiempo a cuidarte cada día. Vigila tu alimentación, realiza ejercicio moderado, duerme bien, libera a menudo el estrés y la ansiedad, y lleva una rutina de cuidado facial adecuada.

Te aseguro que cada una de estas acciones te ayudarán a sentirte mejor contigo misma y a quererte más.

Del antiagig al proaging: ¿significan lo mismo?

Antes de que el movimiento proaging llegara a nuestras vidas, en los años 90 apareció otro denominado antiaging con el que comparte similitudes, pero también grandes diferencias.

En primer lugar, les une el deseo de cuidar la piel y mejorar su aspecto y condición. No obstante, se diferencia en el  momento y las técnicas a emplear para conseguirlo. Mientras que el antiaging actúa para revertir o mitigar los primeros signos de envejecimiento, el proaging retrasa su aparición y se centra en potenciar la belleza natural.

Para ambos existe un amplio abanico de tratamientos y posibilidades que se adaptan a las circunstancias personales de cada persona. En mi consulta, en Aevum Natura, he podido ayudar a diferentes clientes (mujeres y hombres) a potenciar la belleza natural de su piel con un diagnóstico adecuado y los productos necesarios para su cuidado diario.

Recuerda: “Más vale prevenir que curar”. Todas las personas no envejecen igual ni al mismo tiempo, hay múltiples factores condicionantes. 

¿Qué aspectos debo cuidar según mi edad? Potencia tu belleza natural

¿Sabías que seguir hábitos saludables en tu día a día puede aumentar hasta diez años tu esperanza de vida? Según un estudio de Harvard School of Public Health. 

Actualmente, existen muchos más factores que ponen en riesgo nuestra salud que antaño. Más aún nuestra piel. Por eso, dependiendo de tu edad y/o las necesidades que pueda presentar, existen una serie de aspectos que debes cuidar.

Si, a partir de los 30, comienzan la pérdida progresiva de colágeno y elastina en tu dermis, asegúrate de cubrir desde ya esa disminución y ayudar a tu piel a que siga trabajando. También deberás proteger aún más tu piel de los rayos del sol y utilizar productos para reducir manchas.

Lo mismo sucede con la flacidez y las arrugas, más frecuentes a partir de los 40-50 años. No obstante, sin importar la edad, procura utilizar cosméticos que te ayuden a prevenirlas o retrasarlas. Te aseguro que con una rutina adecuada lo conseguirás.

Tratamientos proaging de Compositum: porque los 40 son los nuevos 30

Hay quienes dicen que los 40 son los nuevos 30, ¿tú qué opinas? Yo creo que sí es posible, siempre y cuando apliquemos los principios activos apropiados. Aunque heredemos ciertas características genéticas de la piel, en Aevum Natura podemos ayudarte a tener una piel sana, bonita y sin imperfecciones.

En concreto, me gustaría recomendarte dos tratamientos similares que pueden servirte como rutina antiedad o proaging.

Por un lado, encontramos el Tratamiento Antiedad con los productos de Compositum. Gracias a la combinación de 9 cosméticos conseguimos potenciar tu belleza natural sin importar la edad que tengas. Por otro, el Tratamiento  Corporal, anticelulitico y Reafirmante, te ayudará a evitar la flacidez corporal y la acumulación de toxinas en el organismo (celulitis).

En la imagen que te muestro a continuación, podrás conocer el caso de una clienta que consiguió dar más elasticidad y volumen a su piel siguiendo una rutina específica con productos de Compositum.

A diferencia de otros tratamientos, en la metodología CPS cuidamos a la piel como un órgano vivo. No es el producto el que generará belleza y salud, sino que será la propia piel, impulsada por esos activos, la que trabajará para su regeneración continua.

De este modo, hemos conseguido devolver a la piel dañada, apagada o envejecida,  su equilibrio, su salud y su belleza natural.

Si tú también quieres una rutina proaging específica para las necesidades de tu piel, te invito a que solicites una consulta gratuita conmigo en Aevum Natura.

Te animo a hacerlo para así poder conocer detalladamente tu caso en particular y resolver todas tus dudas, sin ningún compromiso.

Un abrazo, 

Eva 

 

Por qué fortalecer y cuidar la barrera epidérmica

Por qué fortalecer y cuidar la barrera epidérmica

¿Sabías que la piel es el órgano más grande de tu organismo? Es nuestro escudo contra el mundo exterior, pero… ¿Quién la protege a ella? La barrera epidérmica o cutánea.

Es posible que nunca hayas oído hablar sobre ella, o sí. Por eso, en el siguiente artículo me gustaría contarte por qué es tan importante y cómo puedes fortalecer y cuidar tu barrera epidérmica. 

Te sorprenderá todo lo que tu piel puede llegar a cambiar cuando se produce una alteración en la barrera cutánea. De hecho, muchas patologías e inestetismos en la piel encuentran aquí su origen… pero bueno, ¡no quiero adelantarme! Empecemos.

¿Qué es la barrera epidérmica o cutánea? 

Podríamos definir a la barrera epidérmica o cutánea como una envoltura o sistema organizado que está formado por diferentes elementos encargados de proteger nuestra piel, y por ende, a nuestro organismo frente a cualquier agente externo.

A diferencia de las barreras físicas, la epidérmis es inestable y frágil si no se lleva a cabo un correcto cuidado y mantenimiento de la misma. Si, por ejemplo, sientes tu piel sensible, seca o que produce demasiado sebo, es posible que se deba a una alteración y desequilibrio en tu barrera cutánea.

Por lo que si quieres tener una barrera epidérmica resistente y cohesionada asegúrate de cuidarla y mimarla con productos específicos en tu rutina de cuidado facial. Una barrera fuerte es una piel sana, bonita y sin imperfecciones.

Principales funciones de la barrera epidérmica

Como te podrás imaginar, las principales funciones de la barrera epidérmica son proteger y aislar. Pero, ¿de qué exactamente? ¿Cuáles son los peligros externos a los que está sometida nuestra piel y que son perjudiciales para la salud?

A continuación, te contaré en detalle cuáles son sus principales funciones:

  • Evitar la pérdida o entrada excesiva de agua en nuestro organismo, y por ende, regular que la temperatura corporal sea estable.
  • Impedir que agentes infecciosos o contaminantes puedan penetrar los tejidos más profundos de nuestra piel causando enfermedades.
  • Mantener el aspecto saludable y bonito de nuestra piel.

Sin duda, se trata de un conjunto de funciones muy sencillas, pero con repercusiones significativas que, a menudo, compruebo que son desconocidas por muchos de los clientes que acuden a mi consulta desesperados por no entender qué le sucede a su piel.

Una barrera epidérmica dañada: la causa detrás de muchas alteraciones en la piel

¿Sabías que una barrera epidérmica dañada puede favorecer el desarrollo de alergias e, incluso, enfermedades respiratorias como el asma? Es por eso que podemos afirmar que detrás de muchas alteraciones cutáneas o problemas en el organismo, hay una barrera debilitada y descohesionada.

Dermatitis atópica, seborreica o irritativa, acné, rosácea, deshidratación, despigmentación… Y un largo etcétera de patologías que se desencadenan cuando olvidamos fortalecer nuestra barrera epidérmica.

¿Cómo puedo fortalecer mi barrera cutánea?

Lo principal a la hora de fortalecer la barrera cutánea de tu piel es utilizar productos específicos que contribuyan a reparar y mantener ese tejido (tejido epidérmico)  lo más saludable posible. En este sentido, te recomiendo seguir una rutina de cuidado facial  a la que yo he llamado Tratamiento Esencial de Compositum.

No se trata de emplear numerosos productos cosméticos, sino elegir aquellos que sean más adecuados y asumir el compromiso de seguir al pie de la letra cada uno de los pasos de tu rutina diaria: limpieza, equilibrio y protección.

Si no sabes cómo construir tu rutina de cuidado facial, puedes solicitar una cita conmigo y juntas conseguiremos devolver a tu piel el equilibrio y la vitalidad que tanto anhelas.

Compositum reestablecerá el equilibrio y la salud  de tu piel

En este sentido, los cosméticos desarrollados por  Compositum Cps han sido elaborados para atender a necesidades específicas, no solo de la piel, sino también de cada uno de sus tejidos.

Una fórmula totalmente innovadora  de la que yo misma me sorprendí la primera vez que comencé a utilizarlos. Mi piel también se sentía triste, apagada, seca y constantemente sufría alteraciones para las que no encontraba solución.

Por eso, hoy me gustaría animarte a ti también a que descubras y pruebes cómo una rutina con Compositum reestablecerá el equilibrio de tu barrera epidérmica. Sentirás tu piel más bonita, tersa y joven.

Si lo deseas puedes solicitar una consultoría gratuita online conmigo en Aevum Natura. 

Te animo a hacerlo para así poder conocer detalladamente tu caso en particular y resolver todas tus dudas, sin ningún compromiso.

Un abrazo, 

Eva 

 

5 signos que indican que tienes una piel sana

5 signos que indican que tienes una piel sana

Tener una piel sana a veces parece una meta inalcanzable. Nuestro acelerado estilo de vida, no tener una rutina de cuidado facial adecuada y una mala alimentación acarrea numerosos problemas cutáneos.

Sin embargo, también me parece interesante analizar las características que definen o que permiten afirmar que una persona tiene una piel sana. Por ello, en este artículo, me gustaría ahondar un poco más en esta cuestión: ¿cómo es una piel sana?

Conocer sus características y saber diferenciar entre una piel sana y otra que no lo está, es un método mediante el cual luego establecer una rutina específica de cuidado facial. ¿Por qué? Nos ayuda a centrarnos en aspectos específicos.

Por lo que si quieres descubrir si tienes o no la piel sana, te invito a que sigas leyendo. Espero que esto te sirva de ayuda para conocerte un poco mejor.

Tienes un tono uniforme en la piel

Uno de los primeros signos de envejecimiento prematuro suele percibirse en el tono de la piel. Una epidermis que mantiene un color uniforme, sin manchas ni exceso de pigmentación, es una piel sana.

Aunque pueda parecer una cuestión carente de importancia, lo cierto es que posibles alteraciones o cambios en el color natural de nuestra piel pueden ser indicadores de múltiples problemas de salud.

Por consiguiente, si tienes un tono uniforme podemos afirmar que cumples el primero de los cinco signos que nos indican que tienes una piel sana.

https://aevumnatura.com/blog/conoce-como-es-el-organo-mas-grande-del-cuerpo-la-piel/

>> Descubre más sobre la piel

Una piel sana se siente lisa y suave

Una piel lisa y suave también es un indicador de que se encuentra en buen estado. Si no tienes marcas causadas por acné, cicatrices, rugosidades, descamaciones, hinchazón: tu epidermis y el pH de la piel están en buen estado.

Aunque es posible que en momentos específicos esto se vea alterado por cuestiones externas que alteran nuestros tejidos, no te preocupes. Es normal. Lo que no sería bueno es si esto se extiende o alarga durante mucho tiempo.

Tonificada y firme

El tercer indicador de que tienes una piel sana lo encontramos en la firmeza y tonicidad de la misma. Como te he comentado en artículos anteriores, la síntesis correcta de colágeno y elastina nos ayuda a tener una dermis más fuerte y resistente.

Si bien, a cierta edad y debido a cambios hormonales, como los que se producen durante un embarazo o en la menopausia, dan lugar a una caída de los estrógenos, y, con ello, a una pérdida de firmeza en la piel.

Por eso, siempre recomiendo a mis clientas comenzar a preparar su piel antes de que los problemas sean visibles. La prevención es tan fundamental como llevar una rutina de cuidado diaria constante.

Ni deshidratada, ni mixta, ni grasa: equilibrada

Como te contaba en el artículo ¿Por qué está mi piel deshidratada siempre?, cuando sientes tu piel deshidratada, mixta o grasa significa que existe un desequilibrio. Por ende, no existen tipos de piel, sino estados que surgen a raíz de una alteración de los tejidos y emulsiones de la piel.

Para tener una piel sana debemos encontrar el equilibrio de la misma desde sus capas más profundas, es decir, empezaremos por el tejido epitelial hasta la dermis. Para lograr que tu piel luzca sana y bonita, es importante que la nutras desde dentro y que la protejas por fuera con productos específicos.

Tu piel no se irrita con facilidad

Una piel que no se irrita con facilidad es una piel sana. Si sientes que los cambios de temperatura o la contaminación, entre otros, no tienen una respuesta positiva en tu epidermis puede significar que la barrera protectora está dañada o debilitada.

Cuando esto se produce, es frecuente la aparición de otras múltiples patologías cutáneas tales como enrojecimiento, acné, manchas… Por eso, te recomiendo utilizar productos que te ayuden a mantener la barrera de la piel hidratada y fuerte.

¿Cómo conseguir una piel sana? El caso de Pilar M.B

Después de conocer cuáles son los 5 signos que indican si tienes una piel sana, ¿podrías afirmar que los cumples todos? En caso de no ser así, permíteme que te cuente cómo ayudé a Pilar a mejorar la salud de su piel. Bueno, mejor aún, con el permiso de Pilar te comparto el testimonio que ella misma me transmitió.

“????? ??? ????? ??? ?? ??????ó ??? ?????????? ?? ???? ?????????? ? ?? ????é ? ??????? ? ???????. ????? ???? ????? ? ???? ???? ?????? ?????????? , ??? ??????? ???á? ?????????????? ? ?? ???? ???á ??? ????????? ? ?????, ??í ??? ????? ??????? ? ????????????? ? ? ?????? ??á??????.

??????? ??? ??? ?? ??????????? ? ??? ?? ??????????.
??!! ?? ?? ??????? ?? ?????? , ?? ??????é ? ??? ?? ????? ?? ?????? ?? ????? ??? ??”.

– ????? ???????? ?????

Como la propia Pilar explica, llegó a mi consulta porque tenía manchas y su piel no lucía bonita y saludable. Después de realizarle un estudio en consulta, le recomendé una serie de productos de Compositum específicos para corregir y equilibrar su piel.

Con constancia, la rutina de cuidado facial han comenzado a dar grandes resultados. Pronto, Pilar, al igual que otras clientas que han pasado por mi consulta en Aevum Natura, podrá afirmar que efectivamente, su piel luce sana, bonita y tonificada.

Si como Pilar quieres conocer mejor tu piel, sentirla bella, sana y sin imperfecciones, solicita una consultoría gratuita online conmigo en Aevum Natura.

Te animo a hacerlo para así poder conocer detalladamente tu caso en particular y resolver todas tus dudas sin compromiso.

Un abrazo,

Eva