La psoriasis es una dolencia inflamatoria de la epidermis que presenta placas enrojecidas, engrosamiento de la piel, descamación, etc…

Hasta ahora ha sido muy complicado sanar una piel con psoriasis porque los tratamientos alivian los trastornos, las consecuencias de la patología, no la patología en sí. Nosotros trabajamos la epidermis para recuperarla, devolviéndole su estado natural de salud y bienestar.

Cuidados

Descúbre nuestro blog y aprende sobre su piel

Tu piel

¿Qué más le puede ocurrir a tu piel?