Las manchas son un exceso de pigmentación en determinadas zonas de la piel. Las producen los melanocitos, las células encargadas de generar melanina y protegernos de los rayos UV.

Los tratamientos actuales son ineficaces porque solucionan el problema tan sólo temporalmente y además son muy agresivos. Nosotros creemos que las células donde radica el problema, se pueden sanar y reeducar para que vuelvan a su estado natural. Es un proceso más lento y progresivo, que consigue mejorar visiblemente la piel y disminuir la aparición de las manchas.

«Me he llevado una gran sorpresa cuando he conocido a Eva. He empezado con el tratamiento y a medida que iban pasando los días mi piel brillaba cada vez más y las manchas se diluían. Algo que siempre me decían es que las manchas no se van nunca, pero no es cierto. Sí que desaparecen, paulatinamente, desaparecen.»

Cuidados

Descúbre nuestro blog y aprende sobre su piel

Tu piel

¿Qué más le puede ocurrir a tu piel?