El acné es un desequilibrio de las glándulas sudoríparas y sebáceas que están en la epidermis. Provoca alteraciones en la piel en forma de comedones, puntos negros, inflamación… Tradicionalmente los tratamientos para el acné están enfocados a disminuir los síntomas de manera muy agresiva, no sólo para la piel, sino a veces también para el organismo.

Nuestra propuesta para solucionar el acné es atajar la causa del problema y no los síntomas. Equilibrar la piel regulando la función glandular y recuperar así la epidermis de forma sencilla y natural.

«Eva me ha ayudado a entender mi piel y cómo cuidarla. Ha conseguido mejorar mi acné y ahora tengo la piel más luminosa, clara e hidratada. Seguiré confiando en Aevum Natura por cuidar personalmente de mi piel y por todo lo que me ha aportado»

Cuidados

Descúbre nuestro blog y aprende sobre su piel

Tu piel

¿Qué más le puede ocurrir a tu piel?